Iniciar sesión

MODELOS DE GESTIÓN PÚBLICOS O PRIVADOS

  • Todos
Por Joaquín García Guajardo hace 1785 días
 

El gasto lo define la eficiencia, no el modelo

El coste por ingreso de los centros de gestión directa de la Comunidad Valenciana es mayor que el de las concesiones, pero éstas hospitalizan más.

Rosalía Sierra. Madrid | rsierra@diariomedico.com   |  28/12/2012 00:00

 

 
Salvador Peiró

Salvador Peiró, del Centro Superior de Investigación en Salud Pública. ()

 

Cuando el futuro de la gestión hospitalaria pasa por un debate furioso y politizado es cuando más se echa en falta el respaldo de la evidencia en las opiniones. En el caso de la decisión sobre la privatización de la gestión de hospitales públicos la escasez de evaluaciones sobre los nuevos -y viejos- modelos impide tomar una decisión informada, escasez motivada por la no disponibilidad de los datos y la escasa transparencia de quien debe proporcionarlos, la Administración.

En un intento de arrojar un poco de luz, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) ha iniciado la publicación de una serie de trabajos bajo el título Gestión pública o privada de servicios sanitarios: elementos para un debate informado; en concreto, ayer vio la luz el análisis Eficiencia en la gestión hospitalaria pública: directa vs privada por concesión, elaborado por Salvador Peiró, del Centro Superior de Investigación en Salud Pública, y Ricard Meneu, de la Fundación Instituto de Investigación en Servicios de Salud.

El trabajo compara los costes por ingreso y el número de hospitalizaciones de los hospitales de gestión directa y las concesiones administrativas en la Comunidad Valenciana, usando los datos, según el análisis, de un trabajo del Grupo Atlas de Variaciones en la Práctica Médica en el SNS que recoge información de la Encuesta de Establecimientos Sanitarios con Régimen de internado, el Conjunto Mínimo de Datos Básicos (CMBD) y el Padrón. "Incluye las 23 áreas de salud existentes en la Comunidad Valenciana en 2009, año en que había 19 áreas servidas por 22 hospitales bajo gestión directa, dos que venían siendo atendidas por otros tantos hospitales bajo modelo de concesión, y otras dos áreas que pasaron de gestión directa a concesión durante ese año", por lo que se han excluido.

Entre los resultados, un moderado grado de variabilidad de gasto por habitante bajo cualquier modelo de gestión, lo que apunta "hacia que ambos modelos tienen importantes espacios de mejora de la eficiencia (reduciendo costes por ingreso o los ingresos) y sugieren que buscar desprejuiciadamente las formas de mejorar la eficiencia de todos los centros y reducir la variabilidad entre territorios puede ser más importante que el modelo de gestión elegido". Además, conviene recordar que "los costes no son lo único que importa al evaluar la atención hospitalaria que requiere de la valoración adicional de la calidad de la atención".

Además, el resultado de la comparación de ambas fórmulas de gestión, según explica Peiró, es que "en promedio, el coste por ingreso es más bajo en los departamentos bajo modelo de concesión, pero el gasto por habitante (la variable relevante cuando se financia por cápita) es más alto. Esta aparente paradoja sale de que el coste por ingreso depende del número de ingresos: los costes fijos se reparten entre mayor número de hospitalizaciones y cada una de ellas es más barata, pero en agregado, al haber más hospitalizaciones, el gasto es mayor".