Iniciar sesión

El Hospital de Gandía pasa consulta de neurología por videoconferencia

  • Todos
Por Joaquín García Guajardo hace 1827 días
 

 

La secretaria autonómica de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Nela García, ha presenciado una de las consultas de neurología por videoconferencia a pacientes con demencias que, desde hace un año, realiza el Hospital Francesc de Borja, de Gandía (Valencia).

 
Gandía (Valencia) 21/09/2012
 
 
 

 

Los objetivos principales de esta iniciativa son acercar la asistencia especializada a los pacientes residentes con dificultades de movimiento; coordinar el seguimiento de éstos entre la residencia y el hospital; y mejorar la seguridad del paciente en el uso de medicamentos. Desde su puesta en marcha, en julio de 2011, se han realizado 13 videoconferencias en las que se han llevado a cabo 60 consultas médicas distribuidas en 22 primeras visitas y 38 sucesivas.

 

Tras su visita, Nela García afirmó que "la consulta médica por videoconferencia es una herramienta que mejora la gestión de recursos sanitarios: evita desplazamientos, reduce el tiempo de consulta médica y los costes directos e indirectos de la atención a estos pacientes institucionalizados. Además, el intercambio de información entre el Neurólogo y el facultativo del centro socio-sanitario mejora el abordaje integral del paciente".

 

El paciente, parte activa de la consulta

 

Se trata de consultas que se realizan una vez al mes para atender a pacientes de la Residencia Mondúver. Los principales motivos de consulta son cuadros de desorientación y agitación de pacientes con deterioro cognitivo (demencias y parkinson) que requieren ajustes de tratamiento.

 

En las consultas por videoconferencia interaccionan por parte de la Residencia, un equipo de profesionales compuesto por médico, enfermero, psicólogo y trabajador social; y por parte del hospital el neurólogo. El paciente forma parte activa de la consulta interactuando con el facultativo, el cual puede realizarle preguntas y obtener además una impresión física y hacer que le realicen alguna exploración básica por parte del personal de la residencia.

 

De este modo se dispone de la información más completa y actualizada de la evolución y tratamiento de los pacientes junto a los últimos informes en cuanto a funcionalidad cognitiva pudiendo realizarse una consulta completa, y así, modificar las pautas de tratamiento o solicitar nuevas pruebas si se considera necesario, en el mismo momento.

 

La secretaria autonómica explicó que "en muchos casos la utilización de las nuevas tecnologías puede ser un valor añadido a la asistencia socio-sanitaria, su aplicación no trata de sustituir el modelo asistencial tradicional de la consulta médica presencial, sino de mejorar la relación entre ambos, al disminuir o evitar las barreras inherentes al sistema asistencial actual".